Leyes del Ajedrez

Las Leyes del Ajedrez te indicarán como jugar al ajedrez

11.1 Los jugadores no actuarán de forma que deshonren el juego del ajedrez. 11.2 El "recinto de juego" se define como la "zona de juego", salas de descanso, aseos, zona de refrigerios, zona reservada para fumadores y otros lugares designados por el árbitro. La zona de juego se define como el lugar donde se juegan las partidas de una competición. Sólo con el permiso del árbitro puede: a. un jugador abandonar el recinto de juego. b. el jugador que está en juego salir de la zona de juego. c. una persona que no es ni jugador ni árbitro acceder a la zona de juego. 11.3 a. Durante la partida está prohibido que los jugadores hagan uso de cualquier tipo de notas, fuentes de información o consejos; o analizar cualquier partida en otro tablero. b. Durante la partida, está prohibido que un jugador tenga un teléfono móvil y/u cualquier otro medio de comunicación electrónico en el recinto de juego. Si es evidente que un jugador trajo un dispositivo de este tipo al recinto de juego, perderá la partida. El adversario ganará. Las bases de un torneo pueden especificar una sanción diferente, menos grave. El árbitro puede requerir al jugador que permita la inspección de su ropa, bolsos y otros artículos en privado. El árbitro o una persona autorizada por el árbitro deberá inspeccionar al jugador y deberá ser del mismo sexo que éste. Si un jugador se niega a cooperar con estas obligaciones, el árbitro tomará medidas de acuerdo con el artículo 12.9. c. Sólo se permitirá fumar en la sección del recinto de juego designada por el árbitro. 11.4 Los jugadores que hayan finalizado sus partidas serán considerados espectadores. 11.5 Está prohibido distraer o molestar al adversario de cualquier manera. Esto incluye reclamaciones u ofertas de tablas improcedentes o la introducción de una fuente de ruido en la zona de juego. 11.6 Las infracciones a las reglas establecidas en los artículos 11.1 a 11.5 darán lugar a sanciones conforme al Artículo 12.9. 11.7 La persistente negativa de un jugador a cumplir con las Leyes del Ajedrez será sancionada con la pérdida de la partida. El árbitro decidirá la puntuación del adversario. 11.8 Si ambos jugadores son considerados culpables de acuerdo con el Artículo 11.7, la partida se declarará perdida para ambos. 11.9 Un jugador tiene derecho a solicitar al árbitro una explicación de cualquier punto de las Leyes del Ajedrez. 11.10 A menos que las reglas de la competición especifiquen lo contrario, un jugador puede apelar contra cualquier decisión del árbitro, aunque el jugador haya firmado la planilla (véase el Artículo 8.7).